Día Internacional de la Biodiversidad

29 de diciembre 

CLAES

  

El 29 de diciembre es el Día Internacional de la Biodiversidad, un concepto que engloba tres niveles: las especies, sus diferentes poblaciones (componente genético) y los ambientes donde éstas viven (componente ecosistémico). La finalidad de este día reside en trabajar por urgentes acciones que permitan asegurar la preservación de los sistemas ecológicas y las especies que albergan.

La demanda de acciones drásticas se explica por el creciente ritmo de desaparición de áreas naturales y extinción de especies silvestres. Las información actual demuestra que en los últimos cuatro siglos han desaparecido 58 especies de mamíferos y 115 de aves. En el resto de grupos animales y entre las plantas la información es mucho más fragmentaria, y en especial en animales poco conocidos, como los insectos, se deben haber producido muchas extinciones que han pasado desapercibidas para los científicos. Ese ritmo de desaparición es vertiginoso. En efecto, bajo condiciones naturales el promedio de extinción era de una especie de mamíferos cada 400 años y de una especie de aves cada 200 años. Las actividades humanas han acelerado ese proceso, en particular por la destrucción de los hábitats de las especies, la introducción de contaminantes de diverso tipo, y la proliferación de especies invasoras.

El World Watch Institute recuerda que las especies inventariadas alcanzan la cifra de 1.750.000, pero algunos autores señalan que probablemente superen los 111 millones de especies, aunque la cifra media hoy se estima en 13.620.000 especies, según la biblia de la biodiversidad, el Global Biodiversity Assessment, informe de 1.140 páginas publicado en inglés por el PNUMA en 1995. Pero lo único seguro es que nadie sabe cuántas especies existen.

Entre las especies ya descritas hay 270.000 plantas, 4.300 mamíferos, 9.700 aves, 6.300 reptiles, 4.200 anfibios, 19.000 peces, 72.000 hongos (se cree que el número de especies debe superar el 1,5 millones), 1.085.000 artrópodos (950.000 insectos descritos, aunque el número de especies debe ser superior a 8 millones), 5.000 virus y otras 4.000 bacterias (una ínfima parte de los más de 400.000 virus y 1 millón de bacterias que se cree que existen). Los bosques tropicales, que sólo cubren el 7 por ciento de las tierras emergidas, albergan entre el 50% y el 90% del total de las especies.

Todas estas especies requieren de hábitats específicos para desarrollar sus procesos vitales. Son esenciales la presencia de otros seres vivos, así como del soporte físico (como el suelo y el agua), que sustentan la vida. Son precisamente todos estos componentes los que se engloban bajo el concepto de biodiversidad, y para los cuales se debe asegurar su permanencia.

Principales problemas 

La protección de la diversidad biológica enfrenta varios problemas. Una buena ilustración de la compleja situación que se vive, lo refleja el listado de los principales problemas ambientales globales que ha dado a conocer Greenpeace en ocasión del Día Internacional de la Biodiversidad. Entre ello destacó 

  • Cambio Climático, que requiere reducir rápidamente las emisiones de los gases que producen el calentamiento de la atmósfera.

  • Las desigualdades Norte-Sur, donde la actual depredación de los recursos naturales de los países del sur por parte de los países industrializados (minerales, energéticos, madera, pesca, recursos genéticos) se ahondará el desequilibrio aún mayor entre norte y sur, que ya es causa de graves problemas de pobreza y subdesarrollo. El empobrecimiento del sur seguirá produciendo movimientos migratorios en busca de recursos, empleo y derechos humanos básicos.

  • La deforestación, como causa y efecto de otros problemas sociales y ambientales, las masas forestales del planeta desaparecen a razón de 1 hectárea cada 4 segundos,, donde prácticamente 3 de cada 4 hectáreas deforestadas corresponden a bosques primarios, hasta hoy intactos, donde la biodiversidad es de las más altas del planeta.

  • El incremento de productos tóxicos persistentes y bioacumulables (según Greenpeace, los procesos industriales han puesto en poco tiempo más de 10.000 sustancias tóxicas y peligrosas en circulación, desde los residuos radiactivos a los derivados organoclorados como las dioxinas) producirán una merma de la calidad de vida de la raza humana y del resto de los seres vivos.

  • La escasez del agua que sufre una gran parte de la población mundial, o la contaminación de este recurso.

La Convención de la Diversidad Biológica

El marco internacional de referencia es el Convenio sobre la Diversidad Biológica, firmado en la Eco 92 de Rio de Janeiro. Casi todos los países Latinoamericanos han ratificado el convenio, pero éste aún padece de una insuficiente aplicación y permanece rodeado de polémicas, en especial debido a que los EE UU se ha negado a subscribirlo. Las finalidades del convenio obligan a los estados parte a confeccionar y aplicar estrategias de conservación de su biodiversidad. En muchas naciones se han confeccionado estrategias nacionales de biodiversidad, se mantienen sistemas de áreas protegidas, y se cuenta con regulaciones para controlar los contaminantes. Sin embargo, se sufren problemas en la aplicación y fiscalización de esas normas.

A todo esto se deben sumar los nuevos temas que se viene discutiendo al amparo de la Convención de Biodiversidad, como los controles ambientales sobre los productos genéticamente modificados o el patentamiento de los recursos genéticos.

 
 

Regresar a Biodiversidad - Regresar a Ambiental.net